¿Puede Argentina comprar el avión presidencial de México? Aquí los datos

Internacional 10/06/2022 Por MCE
Argentina lanzó una licitación internacional para adquirir un avión presidencial, ante el deterioro masivo de su flota.
WhatsApp Image 2022-06-09 at 6.11.29 PM

Este jueves, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que ofreció al gobierno de Argentina, que encabeza, Alberto Fernández, la posibilidad de adquirir el avión presidencial Boeing 787 Dreamliner “José María Morelos y Pavón” con un enganche de 30 millones de dólares y liquidación en abonos.

El último avalúo que se tiene del TP-01 es de 110 millones de dólares y el gobierno mexicano busca otorgárselo a Argentina, incluso, en un intercambio de alimentos y otros insumos hasta llegar a la cantidad de su valuación más intereses.

“Nos mandaron a decir que tenían 30 (millones de dólares), pero ya les hablé de que en el último avalúo con 110 (millones de dólares). Entonces, sí podemos entregarlo sin problema, los 30, si hacemos un convenio de que nos van a pagar hacia adelante, con alimentos”, expuso el tabasqueño.

Esta es una más de las posibilidades que ha planteando el gobierno mexicano para deshacerse de la aeronave que lleva tres años en tierra ante la negativa del tabasqueño de emplearlo debido a sus altos costos de operación.

¿Argentina está en condiciones de adquirir la aeronave mexicana?
Expertos en política de Argentina explicaron que la nación sudamericana pasa por momentos complejos económicos y que la compra de una aeronave para el traslado del Ejecutivo de aquel país no debe ser una prioridad.

El gobierno argentino no ocupa su avión presidencial, denominado Tango 01, desde 2015 debido a diversos problemas que enfrenta la aeronave por falta de refacciones y un deterioro generalizado. Después de diversos intentos por repararlo y darle una actualización que permita su aeronavegabilidad, recientemente en la nación sudamericana se tomó la determinación de comprar uno nuevo.

El Tango 01, un Boeing 757-200, fue comprado durante la administración de Carlos Menem en 1992 a un precio de 66 millones de dólares, En 2015 fue dado de baja tras cumplir 24 años de servicio.

Aunque el aparato no se usa, tan sólo por gastos de mantinimiento y el pago a Boeing, Argentina destina alrededor de 220 mil dólares anuales, según refiere la prensa de aquel país.

El gobierno del país sudaméricano pidió a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) un estudio exhaustivo para determinar la mejor opción para las arcas nacionales, para lo cual se lanzó el pasado 11 de mayo una licitación internacional para conocer modelos que pueda adquirir en un rango de precio de entre 15 y hasta 25 millones de dólares.

No obstante, la recomendación de la OACI es que el gobierno de Fernández explore y favorezca un intercambio de la aeronove presidencial por una similar, es decir, de marca y modelo, de acuerdo con medios argentinos.

Actualmente, el mandatario argentino arrenda aviones de la empresa Líneas Aéreas Argentinas para realizar viajes al exterior debido a que la flota de aeronaves presidenciales no está en las mejores condiciones operativas y suponen un verdadero riesgo para el Ejecutivo de ese país.

El presidente López Obrador estimó tener una respuesta del gobierno argentino en alrededor de tres meses y confío que se pueda tener un acuerdo de Estado para que puedan adquirir el José María Morelos y Pavón”.

“Yo creo que en tres meses ya sabemos. Pero sí estaríamos en condiciones de que, si nos dan los 30 y se firma un convenio de pago de acuerdo al avalúo y los intereses, se les entrega a ellos. Y no estaría mal, porque la verdad es que el avión que traen ya, dicho por propios y extraños, ya cumplió su tiempo útil y sí necesitan un avión”, señaló esta mañana durante su conferencia.

MCE

Te puede interesar