Telescopio James Webb encuentra un exoplaneta con presencia de CO2

Ciencia y Tecnología 29/08/2022 Por MCE
El exploneta descubierto por el telescopio James Webb tiene una cuarta parte de la masa de Júpiter similar a la de Saturno
5A1E7BBB-80F3-41C5-97CC-DF4F3ED2285E

NASA informó que el telescopio espacial James Webb descubrió la primera evidencia clara de dióxido de carbono (CO2) dentro de la atmósfera de un planeta que se encuentra fuera del sistema solar.

Este exoplaneta fue nombrado como WASP-39 b y se encuentra en la órbita de una estrella que es parecida a nuestro Sol y se encuentra a unos 700 años luz de distancia.

El descubrimiento no solo es importante para la observación de los planetas en otras partes del universo, también muestra la capacidad del telescopio James Webb, que podría medir y detectar el dióxido de carbono en la delgada atmósfera de los planetas que son más pequeños y rocosos.

El exoplaneta con dióxido de carbono descubierto por el telescopio James Webb

La NASA explicó que el exoplaneta WASP-39 b cuenta con una masa cercana a una cuarta parte de la masa de Júpiter y es similar a la de Saturno, además de tener in diámetro 1.3 veces mayor al de Júpiter.

Se trata de un planeta gigante de gas caliente cuya hinchazón extrema se debe a los 900 grados Celsius de temperatura que ahí se presentan. Parte de sus condiciones se deben a que orbita muy cerca de su estrella al estar a una distancia que es la octava parte que se presenta en nuestro Sol y Mercurio.

Por esta cercanía completa su circuito alrededor de la estrella en cuatro días terrestres. El planeta ya había sido descubierto con anterioridad al ser reportado en 2011.

La presencia del dióxido y su importancia

Respecto a la presencia del dióxido de carbono, un equipo de investigadores lo encontró por medio de un espectrógrafo del infrarrojo cercano donde el espectro presentó una cuesta de entre 4.1 y 4.6 micras, por lo que es la primera evidencia clara y detallada del dióxido de carbono detectado fuera de nuestro sistema solar, explicó la NASA.

“Tan pronto como los datos aparecieron en mi pantalla, la enorme característica del dióxido de carbono me atrapó. Fue un momento especial, cruzamos un umbral importante en la ciencia exoplanetaria”, señaló Zafar Rustamkulov, miembro del equipo de Primeras Observaciones Científicas de la Comunidad de Exoplanetas en Tránsito del Telescopio James Webb.

Para las mediciones, durante el tránsito del planeta, una parte de la luz estelar es eclipsada completamente por el planeta, lo que causa una atenuación general, y otra parte es transmitida por medio de la atmósfera del planeta.

Los investigadores son capaces de analizar las pequeñas diferencias en el brillo de luz que transmite un espectro de longitudes de onda para determinar de que se encuentra hecha su atmósfera.

El telescopio James Webb es el primero en observar diferencias tan sutiles en el brillo de tantos colores individuales en el rango de 3 a 5.5 micras, de forma que ahora se puede medir la abundancia de gases como agua y metano, el dióxido de carbono y que podría estar presente en una gran cantidad de planetas.

“Las moléculas de dióxido de carbono son indicadores sensibles de la historia de la formación de los planetas. Al medir esta característica de dióxido de carbono, podemos determinar cuánto material sólido en comparación con el material gaseoso se utilizó para formar este planeta gigante gaseoso”, indicó Mike Line, miembro del equipo de investigación y estudiante de la Universidad Estatal de Arizona.

Con los instrumentos del telescopio James Webb de la NASA se observa al exoplaneta WASP-39 b y a otros dos planetas en tránsito y se espera que la comunidad de investigadores obtenga cade vez más datos sólidos lo más antes posible al formar parte de un estudio más grande.

MCE

Te puede interesar