Vacuna contra el cáncer podría estar lista en 2030, según fundadores de BioNTech

Ciencia y Tecnología 19 de octubre de 2022 Por MCE
Las vacunas contra el cáncer podrían estar disponibles antes del final de la década, según los cofundadores de BioNtech, la empresa alemana que se asoció con Pfizer para fabricar la vacuna contra el covid-19 basada en la tecnología ARN Mensajero.
FD225931-C2FE-460D-B8BC-3EEEB143F4D8

Uğur Şahin y Özlem Türeci, cofundadores de BioNTech, dijeron que han conseguido importantes avances respecto a las vacunas contra el cáncer en declaraciones en el programa "Sunday with Laura Kuenssberg", de la BBC.

Sahin y Tureci (que también son marido y mujer) cofundaron la empresa alemana BioNTech en 2008, explorando una nueva tecnología con ARN mensajero (ARNm) para tratar el cáncer. Cuando se produjo la pandemia, se asociaron con la estadounidense Pfizer para utilizar el mismo enfoque para crear una vacuna contra el coronavirus.

Türeci describió cómo la tecnología de ARN mensajero en la que se apoya la vacuna covid-19 de BioNTech puede reutilizarse para que el sistema inmunitario ataque las células cancerosas en lugar de los coronavirus invasores.

Sobre cuándo podrían estar listas las vacunas contra el cáncer basadas en el ARNm para su uso en pacientes, Sahin dijo que podrían estar disponibles "antes de 2030".

La tecnología de ARN mensajero o ARNm, empleada en las vacunas de Pfizer-BioNetch y Moderna contra el covid-19, es distinta a la que suele emplearse en las vacunas tradicionales, en las que se inoculan fragmentos debilitados o muertos del virus para que el sistema inmunitario lo reconozca y genere anticuerpos.
Las de ARNm, en cambio, envían instrucciones a las células para que reconstruyan una parte inofensiva de la llamada 'proteína spike' del SARS-CoV-2. Tras crear esta proteína de pico, las células son capaces de reconocer y combatir el virus real.

Según Türeci, directora médica de BioNTech, el mismo método puede utilizarse para preparar al sistema inmunitario para que busque y destruya las células cancerosas. En lugar de llevar un código que identifique a los virus, la vacuna incorporaría instrucciones genéticas para los antígenos del cáncer, es decir, las proteínas que se encuentran en la superficie de las células tumorales.

La empresa, que ya trabajaba en la investigación de este tipo vacunas antes de la pandemia, dejó el proyecto en segundo plano ante la emergencia mundial que requería la pandemia.

Tratamientos contra cáncer de instestino o melanoma

La empresa alemana espera desarrollar tratamientos para el cáncer de intestino, el melanoma y otros tipos de cáncer, pero aún quedan importantes obstáculos por delante. Las células cancerosas que componen los tumores pueden estar repletas de una gran variedad de proteínas diferentes, lo que hace extremadamente difícil fabricar una vacuna que se dirija a todas las células cancerosas y no a los tejidos sanos.

BioNTech tiene varios ensayos en marcha, entre ellos uno en el que se administra a los pacientes una vacuna personalizada para incitar a su sistema inmunitario a atacar su enfermedad.

El trabajo de la farmacéutica para la acelerar la fabricación de vacunas de ARNm durante la pandemia y el mejor conocimiento de cómo responde el sistema inmunitario de las personas al ARNm favorecerán estos avances en marcha. El intenso desarrollo y la rápida puesta en marcha de la vacuna covid también habían ayudado a los reguladores de medicamentos a resolver cómo aprobar las vacunas. "Esto acelerará definitivamente también nuestra vacuna contra el cáncer", añadió.

A pesar de ello, la experta se mantuvo cauta. "Como científicos, siempre dudamos en decir que tendremos una cura para el cáncer", dijo. "Tenemos una serie de avances y seguiremos trabajando en ellos".

La contienda legal
En agosto, la compañía farmacéutica Moderna, fabricante de otra vacuna covid-19 basada en la misma tecnología, dijo que iba a demandar a BioNTech y a su socio, el gigante farmacéutico Pfizer, por violación de la patente.

En relación a esta controversia, Sahin dijo: "Nuestras innovaciones son originales. Hemos dedicado 20 años de investigación al desarrollo de este tipo de tratamiento y, por supuesto, lucharemos por nuestra propiedad intelectual".

MCE

Te puede interesar