Piden a Profepa y Semarnat reubicar a la elefanta Annie

Actualidad 28 de febrero de 2024 Por Redacción
elefante

La Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM) ha emitido un llamado urgente a las autoridades ambientales del país en relación con la situación de la elefanta Annie. Después de ocho años de vivir encadenada en un predio lleno de remolques oxidados en la carretera Lagos de Moreno, Jalisco - León, Guanajuato, la elefanta aún espera ser reubicada en un entorno más adecuado.

En entrevista, Ernesto Zazueta, presidente de la AZCARM, recordó que desde hace siete días, el miércoles 21 de febrero, se realizó la visita de inspección por parte de personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), que después de corroborar faltas al trato digno y respetuoso de la elefanta de entre 25 y 35 años, decidieron asegurarla de manera precautoria, pero dejándola en el mismo encierro.

Destacó que a pesar de que la Profepa a cargo de Blanca Mendoza Vera, ya revisó las instalaciones de los zoológicos de Guadalajara y León, que se ofrecieron a recibir a Annie, con todos los cuidados, atenciones y manejo bajo estándares internacionales, es la fecha que no se ha tomado una determinación.

Subrayó que es tal la incertidumbre, que hace unos días, la Profepa hizo una encuesta entre los usuarios de redes sociales para definir el destino de la elefanta Annie, preguntando: ¿A dónde te gustaría que fuera?, una situación que fue duramente criticada en X, Facebook e Instagram, porque demuestra que faltan protocolos y expertos calificados para definir el destino del ejemplar. 

Ernesto Zazueta, destacó que es momento que María de los Ángeles Cauich, titular de la Dirección General de Vida Silvestre (DGVS), de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), asuma su responsabilidad en el caso de la elefanta Annie.

Explicó que de acuerdo al Artículo 120 de la Ley General de Vida Silvestre, a la DGVS le corresponde canalizar al ejemplar asegurado a la institución que reúna las mejores condiciones de seguridad y bienestar animal para su estancia. 

Los médicos veterinarios del Zoológico de Guadalajara, que acudieron junto con inspectores de Profepa, a hacer una primera evaluación de Annie, encontraron que la elefanta de entre 2 y 2.5 toneladas de peso, tiene una condición corporal pobre, no tiene colmillos y presenta comportamientos estereotipados, por la falta de convivencia con otros ejemplares de su especie. 

Te puede interesar

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

Te puede interesar